AGRICULTURA EXTENSIVA


La agricultura extensiva, (se opone a la agricultura intensiva), es un sistema de producción agrícola que utiliza grandes extensiones de tierras, con administración moderna. Enfocada en un producto y con beneficios y estrategias orientadas a la exportación.

Después de la crisis de la agricultura tradicional ha sido sometida a una amplia tecnificación y mecanización, la que no ha seguido este proceso o ha desaparecido o está dentro de la agricultura a tiempo parcial.

El objetivo es obtener mucha cantidad de productos a bajo precio.

AGRICULTURA EXTENSIVA

Ventajas de la agricultura extensiva

 

– Se requiere menos trabajo por áreas de unidad para cultivar grandes extensiones.
– El uso de maquinarias se puede utilizar con mayor eficacia.
– Una mayor eficiencia del trabajo significa generalmente precios más bajos de los productos.
– Disminución de las necesidades de insumos como los fertilizantes.
– El medio ambiente local y el suelo no se dañan por el uso excesivo de productos químicos.

– Se práctica un solo cultivo, (monocultivo).

Desventajas de la agricultura extensiva

– Los rendimientos en la agricultura extensiva tienden a ser mucho menor que con la agricultura intensiva. Muchos terrenos con baja productividad.

Resumen

Para la agricultura intensiva en general está localizada sobre grandes superficies, en regiones con baja densidad de población y se caracteriza por unos rendimientos por hectárea relativamente bajos pero que en conjunto resultan aceptables, visto que la maquinaria es alta y la mano de obra es baja.

Curiosidad

Es fácil que un sistema extensivo como el adehesado, cumpla las normas de la agricultura ecológica y permite una certificación de «agricultura ecológica» cuando va acompañada de la no utilización de productos químicos, pero no todos los productores la aprecian.

La agricultura extensiva es ligeramente más respetuosa con el medio ambiente que la agricultura intensiva.

Los productos son de calibre medio/bajo y de aspecto regular.