¿CÓMO HACER UN SANO Y DELICIOSO ZUMO CASERO?


En nada tiene que ver un zumo industrial y un zumo recién exprimidas de naranjas naturales.

El zumo con naranjas recién exprimidas será mucho más sabroso y además conservará todas las propiedades de esta fruta sumamente rica en vitamina C y antioxidantes.

Se trata de una bebida deliciosa y muy fácil de elaborar en casa, ya que solo basta con contar con un puñado de naranjas frescas y maduras, un cuchillo, un exprimidor y un vaso.

Los pasos a seguir para hacer un buen zumo de naranja son:

– El más importante que deberás hacer para preparar un buen zumo de naranja será escoger, seleccionar bien las naranjas, asegurándote que estén maduras para que tengan suficiente jugo. Fíjate en su procedencia. Haz consumo de proximidad, es decir, compra naranjas de poblaciones cercanas o al menos del país, contribuirás a la economía local y ayudarás a reducir la contaminación derivada del largo transporte. Y además tienen menos productos químicos. Con las mejores ingredientes se hacen las cosas buenas.

PARA HACER UN BUEN ZUMO DE NARANJA– Lava bien la fruta para eliminar sustancias que puedan traer en la piel. He de recordar que las naranjas adquiridas en los supermercados o similares lugares llevan una capa fina de cera dificultando el lavado. Nuestras naranjas no llevan cera, son 100% naturales.

– Si tienes las naranjas en el frigorífico obtendrás un zumo fresquito. En cuanto al “truco” de meter las naranjas en el microondas para que den más zumo, nunca lo hagas. Estarás sometiendo a una fruta fresca a un tratamiento térmico y electromagnético innecesario, que altera la biodisponibilidad de los nutrientes y la calidad nutricional de los alimentos. Destruyendo de esta forma la vitamina C, uno de los elementos más importantes y beneficiosos del zumo de naranja recién exprimido.

– Cortar las naranjas en dos mitades por el lado opuesto al peciolo que unía la naranja al árbol.

– A continuación, exprime cada mitad con el exprimidor (manual o eléctrico).

– No tires la pulpa, añade una parte al zumo, contiene nutrientes y fibra, esta última aporta un efecto saciante y ayuda a hacer más lenta su absorción. Si no le gusta la pulpa salte este paso.

– Por último, tan solo te faltará vaciar el zumo de naranja en un vaso y, en caso de que te parezca demasiado amargo, puedes agregar azúcar moreno para endulzarlo al gusto.

Mini-consejos:

El zumo se ha de tomar enseguida para evitar la oxidación de vitamina C. Es decir, no se debe hacer en cantidad y guardar en la nevera o hacerlo con horas de antelación. Tomar el zumo de naranja, después de exprimirlo, sino luego se pierden sus propiedades.

Con nuestras naranjas 100% naturales, harás un buen zumo de naranja, máximo sabor y nutrientes.

Por último tira los restos de la fruta en el contenedor de materia orgánica. Contribuye con tu granito de arena a un mundo más limpio.

La cantidad de naranjas necesarias variará en función de cuán jugosas sean las piezas de fruta. El sabor del zumo sera en función de la variedad, de su grado de madures y el lugar procedencia de la naranja.