LA NARANJA, DIETA CASERA, SANA Y NATURAL PARA BAJAR PESO


La naranja es un excelente remedio casero para bajar peso.
Con la dieta de la naranja, podrás bajar aproximadamente un par de kilos que te sobran de forma efectiva, sana y súper natural. La dieta de la naranja tiene una duración variable de 5 a 7 días. No sólo nos ayudará a bajar de peso sino que además es muy útil para depurar nuestro organismo, eliminando las toxinas existentes.
Es muy común que muchas personas que adelgazan realicen dietas que no son saludables y que restringen nutrientes que provocan una deficiencia de minerales y vitaminas que pueden hacerte sentir cansada y con falta de energía, todo lo contrario de la dieta de la naranja incluso te encontraras mejor. El secreto esta que la naranja es una fruta muy rica en vitaminas, fibra, calcio y oligoelementos, y que, a su vez, dispone de propiedades antioxidantes muy beneficioso para nuestro organismo, ya que nos permitirá combatir contra enfermedades, inclusive contra el estrés y depresión. La naranja, una fruta ideal, para perder peso.

PROPIEDADES DE LA NARANJA PARA ADELGAZAR

Bajo aporte calórico: La naranja es un cítrico con muy bajo aporte calórico, tan sólo 47 calorías/100 gr.

Fibra: Su contenido de fibra (2.4 gr/100 gr. de naranja) ayuda a la depuración del cuerpo, ya que estimula el peristaltismo intestinal. Las fibras ayudan a adelgazar porque nos proveen de una sensación de saciedad en el estómago -es decir, nos llenan enseguida- por más tiempo que otros alimentos, de manera que nos hacen comer menos. También son importantes para el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Antioxidante natural: La naranja contiene vitamina C, zinc, vitaminas del complejo B, vitamina E, entre otros antioxidantes. Estas sustancias naturales favorecen la combustión de grasas por parte de las células, para la obtención de energía.

Diurética: La naranja es una fruta con alto contenido en potasio. Este mineral estimula el sistema renal, ayudando a eliminar el exceso de líquidos del cuerpo. Es ideal para tratar naturalmente la retención de líquidos.
Mejorar la digestión
Lo más destacable de esta fruta es el poder y la incidencia directa que tiene sobre el aparato digestivo. Concretamente su zumo es el que actuará directamente sobre el aparato digestivo. Lo que hace es que a través del ácido cítrico ayuda a regular las funciones del aparato digestivo, ya que ayuda directamente en la asimilación de los nutrientes, facilitando el proceso digestivo y mejorando la situación de éste.

Mantenimiento del hígado: La capacidad que tiene a la hora de mantener un hígado sano y agilizar el trabajo del mismo es otro punto a tener en cuenta. Consumir naranja entre horas es la mejor manera de favorecer a nuestro hígado, ya que lo que hará este alimento es evitar fermentaciones de alimentos, malas digestiones e hinchazón, mejorando totalmente los procesos digestivos, y con ellos manteniendo en todo momento nuestro peso de manera sencilla.

Activador del metabolismo: La naranja también contribuye a la aceleración del metabolismo por medio de sus propiedades y las acciones citadas anteriormente. A esto debemos sumar su concentración de ácidos y fibras que hacen que nuestro metabolismo funcione mucho más rápido de lo habitual. Esto hará que el consumo calórico aumente y con ello la pérdida de grasa. Esto garantizará el mantenimiento en todo momento del peso corporal que nos interesa.

LA DIETA DE LA NARANJALA DIETA DE LA NARANJA

El menú que deberás seguir para todos los días es el siguiente:

Desayuno:
Media naranja o un vaso de zumo natural de naranjas
Un café, té o un vaso de leche desnatada, sin azúcar.

Media Mañana:
Un yogur desnatado y una taza de té sin azúcar.

Comida:
Una naranja antes de comenzar a comer.
Ensalada mediana de tomate, cebolla, lechuga.
Dos huevos cocidos.
Una rebanada de pan tostado integral

Merienda:
Una o dos naranjas y un zumo natural de naranja.
Se puede optar por beber una taza de café o té sin azúcar.

Cena:
Una naranja antes de comenzar a comer.
150 gr. de pavo, un filete de carne o pechuga de pollo a la plancha.
Ensalada de tomate y pepino (con vinagre o limón).

Es importante que una vez que termines la dieta, continúes incluyendo las naranjas en tu alimentación diaria para que puedas recibir sus saludables propiedades.
Los regímenes son siempre bastantes estrictos y duros, pero si te gusta la naranja te resultar agradable. No excedas la semana con esta dieta y ante el primer síntoma de malestar suspendas este plan de inmediato. Recuerda que, siempre es importante consultar con tu médico ante cualquier duda o inquietud.

CONSEJOS SIMPLE PARA PONER EN PRÁCTICA LA DIETA DE LA NARANJA

– Aprovisionarte de una buena caja de naranjas 100% naturales (si son de las nuestras mejor contienen casi el doble de vitaminas y de nutrientes que las de los comercios).

– Te aconsejo realizar la dieta de la naranja por un periodo de 5 a 7 días, 2 o 3 veces al año.

– Actividad física. Ten en cuenta, que cuando la realices no practiques una actividad física intensa, debido a que bajarás mucho de peso, en poco tiempo.

– Es importante que no olvides consumir el zumo de naranja dentro de los 30 minutos de exprimido, no dejes pasar más tiempo, sino perderá su vitamina C, por lo tanto perderá el efecto antioxidante.

– Efectos secundarios a tener en cuenta. Puedes sentir algún tipo de molestia gástrica, debido a que el organismo intenta adaptarse a esta nueva dieta, por lo tanto debes realizarla en forma progresiva. Si las molestias son importantes, además de consultar con tu médico, puedes probar haciendo una progresión más lenta: Comienza con 1 vaso de zumo de naranja diluido (mitad agua y mitad zumo) y luego progresa a ¾ partes de zumo y ¼ de agua, hasta llegar al vaso de zumo de naranja puro.

– Todo el tiempo del régimen deberás beber agua para que esta dieta sea además totalmente depurativa.