LAS BEBIDAS CON GAS


LAS BEBIDAS CON GAS DESTRUYE SUS HUESOS DESDE EL INTERIOR!!!

Las estadísticas dice que nos gusta beber refresco más que nunca. El consumo de refrescos crece todos los días.

En Internet está lleno de información sobre el efecto devastador de esta adicción muy poco saludable.

LOS KILOS DE MÁS

Se sabe que las bebidas gaseosas causa la obesidad.

Al consumir una lata, debe saber que ha ingerido el equivalente a 10 terrones de azúcar. Si usted consume una sola lata todos los días va a ganar más de medio kilo extra cada mes.

Si se piensa en cambiar a soda de dieta, no es una solución saludable. La soda de dieta es aún más perjudicial, ya que está lleno de edulcorantes artificiales que pueden desencadenar toda una serie de problemas hormonales y fisiológicos que finalmente hacen grasa.

DAÑO HEPÁTICO

Los refrescos causan daño al hígado. El consumo excesivo de bebidas gaseosas aumenta el riesgo de cirrosis de manera espectacular, que es exactamente lo que sucede con los alcohólicos crónicos.

CARIES DENTAL

Los refrescos dañan el esmalte dental y que es la sonrisa que usted no desea en el espejo. La soda es muy ácida y daña el esmalte dental. Su composición química puede causar aún más daño a sus dientes que los azúcares sólido que se encuentra en los caramelos.
Los ácidos que se encuentran en la soda son aún más peligroso que el azúcar.

CÁLCULOS RENALES Y ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA

Las bebidas gaseosas también contienen alta cantidad de ácido fosfórico que provoca la formación de cálculos en el tracto urinario. Con el tiempo se llenan de piedras, los riñones. El consumo de un cuarto (menos de tres latas de 330 ml) de sosa en una semana puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales en un 15 por ciento.

DIABETES

Cualquier alimento con azúcar aumenta el riesgo de diabetes. El consumo de refrescos también afecta la capacidad del cuerpo para procesar el azúcar.

La respuesta al hecho de que el número de personas con diabetes tipo 2 crece sin parar.

POR QUÉ DEJAR DE BEBER ESTAS BEBIDAS

  • El ácido fosfórico, que interfiere en el metabolismo del calcio y causa osteoporosis y un debilitamiento de los dientes y los huesos.
  • El azúcar, factor clave de la diabetes, enfermedades cardiovasculares, inflamaciones crónicas, artrosis y cáncer.
  • El aspartamo, del que existen más de 92 efectos secundarios relacionados con su consumo, como los tumores cerebrales, la epilepsia, la fragilidad emocional o la diabetes.
  • La cafeína, que provoca temblores, insomnio, dolores de cabeza, hipertensión, desmineralización y pérdida de vitaminas.

Y eso por no hablar de la acidez de la cola, que resulta desastrosa para los dientes. Es más ácido incluso que el zumo de limón. Tanto que podría utilizarse para limpiar las monedas de metal (pruebe a poner una moneda sucia de 50 céntimos en un vaso con un refresco de cola durante media hora).

Con toda la lista anterior de desastres parece innecesario hablar de los efectos en la obesidad: el consumo de bebidas gaseosas, sobre todo en los niños, aumenta el riesgo en un 60 %. No hay ninguna buena razón para darle a sus hijos bebidas gaseosas, salvo que quiera que:

  • aumente el riesgo de diabetes.
  • aumente el riesgo de cáncer.
  • crearles una dependencia al azúcar.

EL AGUA COMO ALTERNATIVA

Piense en ello. Después de realizar un esfuerzo, puede tener ganas de beber un refresco o una cerveza bien fría, pero verá que estas bebidas no ofrecen una satisfacción tan intensa como la que proporciona el agua. El agua es un placer supremo cuando realmente se tiene sed, igual que cuando tenemos hambre, por ejemplo, durante un largo paseo por la montaña, el bocadillo de salchichón que llevamos en la mochila nos parecerá lo mejor del mundo aunque, una vez en casa y retomado el ritmo habitual, no le prestemos la menor atención.

Vuelva a beber agua. Empiece el día bebiendo un buen vaso, incluso antes de desayunar. Le hará un gran regalo a sus riñones, que trabajan tan duro durante todo el día para limpiar la sangre. Estarán más sanos, más limpios y se sentirá más en forma.

Al beber agua reducirá las sustancias nocivas que se encuentran en nuestro cuerpo.

Un buen consejo, tanto para su salud como para su economía: no deje que ninguna bebida gaseosa cruce la puerta de su casa.

LA BEBIDA GASEOSA TE COME POR EL INTERIOR

https://www.elblogdelasalud.info/riesgos-para-la-salud-de-beber-soda/6948
http://www.ecoosfera.com/2013/05/9-razones-para-dejar-de-beber-gaseosas-inmediatamente-infografico/