OTRA AGRICULTURA


¿Que entendemos por producto ecológico?

La agricultura ecológica se basa en ciertos parámetros, como son, el no usar pesticidas químicos, ni abonos químicos, favorecer el uso de recursos renovables, mantener el equilibrio de los ecosistemas, no usar semillas transgénicas… lo que conlleva a una producción de alimentos más saludables, nutritivos, sabrosos, y sin productos químicos.

¿Que entendemos por agricultura intensiva?

Por el contrario la agricultura intensiva, se basa en grandes monocultivos, con tratamientos químicos para intensificar las cosechas, crear alimentos visualmente más apetecibles, que puedan conservarse por largo tiempo para poder ser transportados de un lugar a otro, dando estas características un mayor rendimiento económico. La consecuencia de este sistema, es la aniquilación sistemática de la biodiversidad, el empobrecimiento progresivo del suelo de cultivo, y nos ofrece unos alimentos, aunque bonitos a la vista, poco nutritivos, plagados de venenos para nuestra salud a largo plazo, y sin ningún tipo de sabor.

Por todo ello, a priori, la elección es clara, “el producto ecológico es más sano”, pero si profundizamos un poco en el tema, se nos plantean algunas dudas:

  • ¿Quien dictamina si un producto es ecológico o no? ¿Un sello que cuesta alrededor de 200€ al año? ¿Y quién controla estas empresas?
  • ¿Qué pasa con un producto cultivado con todas las normas de la agricultura ecológica, pero que se comercializa a miles de kilómetros del lugar donde ha sido conreado?
  • ¿Porqué un producto manufacturado, etiquetado como ecológico puede contener ingredientes NO ecológicos? (me refiero sobre todo a cremas y productos de belleza)
  • ¿Porqué algunos productos ecológicos se embalan en plástico?
  • ¿Como una empresa que no fabrica productos ecológicos, con todo este bum, saca una gama de productos “ECO”? ¿No podemos pensar que es el mismo producto con diferente embalaje?
  • ¿Por qué se puede producir verdura en invierno a base de ponerle gasoil al invernadero y etiquetarlos como ecológicos, sobre todo si tenemos en cuenta que no se autorizan pesticidas muy eficientes y con menos impacto ambiental que los autorizados en agricultura ecológica por no ser “naturales”?
  • ¿Porque las normativas sobre etiquetaje ecológico varían dependiendo del país?
  • ¿Porque el reglamento de agricultura ecológica autoriza la maduración con etileno y en cambio el cultivo hidropónico no?
  • ¿Qué opinas de que el espinosad, autorizado en agricultura ecológica, sea tóxico para las abejas?

Sabias que:

  • La agricultura ecológica también utiliza pesticidas y abono, la diferencia es que tienen que ser “naturales”. Pero todos MATAN, que sean químicos o naturales. No existe un umbral por debajo del cual el producto es inocuo y tóxico más allá. Es tóxico incluso en dosis bajas.
  • Todos los plaguicidas tienen algún grado de toxicidad para el ser humano y animal en general.
  • El exceso de fertilización es un problema recurrente de la agricultura, por suerte cada vez más controlado. El error es pensar que solo contaminan los sintéticos. La ganadería es una actividad muy contaminante, y los residuos de esta, aunque sirvan de abono, también lo son. ¿De dónde piensas que viene la contaminación por coliformes fecales de muchos acuíferos?
  • Que entiendes por agrotóxico. ¿Puede ser la amigdalina que contienen las almendras amargas? ¿La cicuta es un agrotóxico? Curioso pero son compuestos muy naturales. La toxicidad no depende de que sea natural o artificial.
    Que la mayoría de compuestos cancerígenos que ingerimos son de origen natural lo sabes ¿no?
  • El principal productor Europeo de agricultura ecológica es el príncipe Carlos de Inglaterra… tú mismo.
  • Porque la agricultura ecológica es tan cara si está subvencionada, negocio.
  • Hay gente que vive de la agricultura ecológica sin coger una azada o vender una lechuga, simplemente a base de dar cursos, organizar conferencias, etc. Reciben generosas subvenciones en concepto de cursos de formación en agricultura ecológica. Muchas ONGs se financian con fondos públicos, haciendo actividades de escaso impacto como las redes de intercambio de semillas. ¿Cuál es el resultado de financiar actividades de nula rentabilidad y dudosa utilidad? Pues ya lo sabemos, la creación de una burbuja. En el momento que se corten las subvenciones cae todo el castillo de naipes, similar a lo que pasó con las energías renovables.

Vender agricultura ecológica como que es más sana, o mejor para el medio ambiente cae en ese supuesto… La agricultura ecológica también falla.

Pero existe otra opción, se trata de la agricultura tradicional de los pequeños agricultores, gente que cuida su pequeño trozo de tierra conscientes del tesoro que tienen, personas que miman cada alimento que la tierra les ofrece, conocedores de los insectos beneficiosos para sus cosechas, de los productos que pueden usar para no dañar a sus propias familias, que serán los principales consumidores, que no maltratan el ecosistema y así esa tierra, al siguiente año, pueda seguir ofreciéndoles la fuerza necesaria para darles de comer.

Por ello a mi entender esta si es la verdadera agricultura ecológica 100% natural, agricultura de proximidad, con productos de temporada que puedes comprar y guardar en el cesto sin necesidad de embalajes plásticos, ni contaminantes por las largas distancias recorridas. Aunque, lo malo es que cada vez es más difícil de encontrar.
Los pequeños agricultores van abandonando sus tierras, dejándose engañar por quien les convence que no es rentable tanto esfuerzo, que económicamente es más rentable comprar productos similares a los suyos en grandes superficies, productos de agricultura intensiva.

Para mí la elección es clara, aunque es difícil encontrar un agricultor (y más si se vive un una gran urbe). Si encontramos uno que nos de la suficiente confianza, que nos asegure que sus productos no contienen pesticidas, aún no teniendo sello ecológico por el coste que ello le supone, no dudemos en comprarle, será un favor mutuo, nosotros le ayudaremos en su economía familiar y él nos ayudará ofreciéndonos productos sanos y sabrosos.

¿Qué quieren los supermercados? Una fruta homogénea durante todo el año.

  • Naranjas sin semilla, de fácil pelado: Muchas variedades vieron el día debido que han sido creadas en el laboratorio.
  • La propagación del plazo de vencimiento: Las naranjas pasan de la huerta a unas líneas donde se lavan con fungicidas que actúan como conservantes. Finalmente, unos pases de ceras recubriendo las naranjas para mejorar su apariencia y prevenir la deshidratación, que prolonga el estante, que no se reportan ya que a menudo también contienen conservantes. Esta es sólo una cosa más que la naturaleza no proporciona. Para concluir, la temporada de cítricos es el invierno y la primavera. Las naranjas que se encuentran en el verano del hemisferio sur y por lo tanto aún más están cargados de pesticidas, un polvo en apariencia inofensivo, para soportar el largo viaje.
  • Cámaras de frío: Después de la cosecha permite a los grandes minoristas para controlar y ampliar el consumo de fruta. Así, consiguen también controlan no sólo el mercado, sino también el precio que quieren lograr, “Una clara voluntad de obtener beneficios “.
  • Color interno y externo: Hay variedades que ya están maduros en el que la epidermis es completamente verde en el exterior. Si se corta la fruta, se puede ver que ha llegado a su color normal, Estas mandarinas muy sabrosas, inevitablemente serían rechazados por un distribuidor. Cámaras de maduración con gases etileno.
  • Una fruta homogénea: Plantaciones intensivas de naranjos, fertilizantes químicos, tratamientos hormonales de engorde, pesticidas con tractores turbo…

Un tractor pulverizando por todos los lados

Esta foto es válida para la agricultura intensiva (convencional y ecológica). Un tratamiento detrás de otros solamente para una fruta perfecta (producto). Compre en plantaciones de marco estrecho y en tresbolillo, donde todo se hace manual, tendrá mucho menos venenos.

¿Qué quiere el consumidor? Calidad y precio.

  • Precio: Lo tiene en los supermercados, incluso a veces ni lo tienen.
  • Calidad: La calidad esta en los pequeños agricultores. La mejor calidad/precio esta ahí, no en otros sitios.

Los consumidores quieren precio y calidad, no es posible. Entiendo que el consumidor quiere menos tratamiento, pero él debe saber que el productor tome más riesgos y requieren un mayor precio de su producto.
Nos excusemos en el elevado coste de la comida, 8-10€ por copa o cenar “bien” (en realidad es la misma del super, solo mejor presentado).

¿Buscas calidad y precio?

Si tu respuesta es SÍ, compra en ORANGEDIRECT.ES

Más que agricultura convencional u orgánica o transgénica, “agricultura responsable” debiera ser el concepto y la norma.

No sé si estoy de acuerdo contigo. Las naranjas maduradas en el árbol siempre estará más bueno, sea ecológico o no. A más tiempo en el naranjo más azúcar en el fruto. Simple y claro.

Pero si además lo hace un pequeño agricultor responsable. Cómprale saldrás ganado.