Vacas locas


La primera res afectada por el mal de las vacas locas fue detectada en el Reino Unido en abril de 1985. Más de una década después, en 1996, aparecieron en el mismo país los primeros casos identificados de la versión humana de la misma dolencia, que fue denominada “nueva variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob”

Según fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Encefalopat%C3%ADa_espongiforme_bovina

Hasta 2007, inclusive, se declararon 336.770 reses enfermas de EEB en la Unión Europea y 516 más en el resto del mundo, la inmensa mayoría en el Reino Unido: el 98,38%. Solo en Gran Bretaña fueron sacrificadas más de 2 millones de reses.

Por otra parte, hasta junio de 2010 se diagnosticaron 220 pacientes humanos afectados por la nueva variante de la Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, 217 casos primarios y 3 secundarios (por una transfusión de sangre).

SÍNTOMAS

Los primeros síntomas son depresión, delirios y alucinaciones. Luego viene ataxia (rigidez de los miembros y pérdida del control de movimientos). La enfermedad degenera en demencia y las víctimas suelen fallecer un año después. Aún no se sabe con certeza si la enfermedad en el hombre, va a afectar a muchas personas quizás con períodos de incubación muy largos (10 a 30 años, como en KURU). Se tarda en desarrollar la enfermedad; aunque el número de años es variable y hay diferentes resistencias a la infección por priones.

PREVENCIÓN

Las garantías de seguridad de los siguientes alimentos dependen de los ingredientes utilizados:

  • Cubitos de carne concentrada.
  • Platos precocinados con derivados cárnicos (como los canelones).
  • Embutidos sin curar (chorizos, morcillas).
  • Gelatinas de cocina.
  • Potitos infantiles de carne.
  • Salchichas frankfurt.

Si la carne de ternera se cuece el riesgo no desaparece, ya que el agente infeccioso, el prión es muy resistente al calor.

TRATAMIENTO

No existe tratamiento para esta enfermedad. Evoluciona de forma muy rápida hasta el fallecimiento del paciente.

EL PRIMER CASO

La enfermedad se diagnosticó por vez primera en 1985 en el Reino Unido. Posteriormente se han detectado nuevos casos de reses enfermas de este mal en otros países europeos como Irlanda, Francia, Portugal, Alemania, Italia o España, entre otros.

España registró cinco casos.Tres de ellos fueron de Castilla y León –una mujer de Salamanca y una madre y su hijo de la localidad leonesa de Villoria de Órbigo, la única agrupación familiar– y todos se concentraron entre 2005 y 2008. Siete años después no hay ningún nuevo caso notificado. Todos los españoles fallecidos por esta grave enfermedad neurológica y actualmente sin tratamiento –aunque hay algunos avances en investigación– parecieron relacionarse más con los hábitos alimentarios de vísceras y partes del cerebro que con donaciones de sangre o prácticas clínicas, y no habían viajado al Reino Unido.

Desde 2013, no contamos ningún nuevo caso humano de esta enfermedad.

SU ORIGEN

Hay dos hipótesis.

La hipótesis más aceptada en el momento es que la enfermedad de las “vacas locas” tuvo su origen en los mismos vacunos, quizás a partir de una vaca que desarrolló la enfermedad de modo espontáneo en el suroeste de Inglaterra por los años 60 o 70; y que fue reciclada bajo la forma de harina de carne y huesos. Las harinas de desechos de matanza infectadas con priones, han tenido un efecto amplificador de la infección para las terneras y vacas lecheras que se alimentaron con dichas harinas.

La otra hipótesis, según la cual el origen de la encefalopatía espongiforme bovina habría sido un rumiante silvestre – probablemente un antílope – proveniente de África y destinado a un zoológico en el suroeste de Inglaterra. Este animal habría sido reciclado como harina de carne y huesos en una fábrica local y entrado a la cadena alimentaria de terneras y vacas.

Pero que no sabían que los rumiantes comen hierba y no carne.

Más de 200 muertos, culpable nadie.

Caballo = Ternera? Para las industrias, es carne.

http://www.publico.es/457776/parte-de-la-carne-de-caballo-fraudulenta-acabo-en-ong-s